Ahora que el verano está a la vuelta de la esquina, es necesario que preparemos nuestra  piel con cuidados especiales para que nos veamos con el mejor aspecto posible y, lo más importante, tengamos una piel sana ya que vamos a estar expuestos a diferentes agresiones como el sol, al salitre o al cloro de la piscina, y ponerla a punto para los días de playa, piscina, naturaleza y miles de aventuras que tanto ansiamos .

Durante el verano, vamos a exponer mas nuestro cuerpo. El ambiente se vuelve mucho más caluroso, y el sol y los días en la playa traen con ellos nuevos desafíos para la piel.

La exposición al sol, los poros bloqueados por el sudor y la piel grasa provocada por el cambio de las temperaturas, hacen que nuestra piel necesite una atención especial, por eso es necesario saber como cuidar la piel antes de que lleguen los días más cálidos y con ellos el deseado bronceado.

Durante estos meses, hemos estado sometidos a  estrés diario, la alimentación, la contaminación de las ciudades, el frío  o la mala utilización de los cosméticos son algunos factores que han afectado de manera muy negativa a la salud de nuestra piel, sobre todo facial, durante el invierno, por eso precisa de tratamientos especiales que devuelvan la vitalidad y juventud a nuestro rostro y cuerpo.

Los efectos del sol en la piel son acumulativos, saber cómo cuidar la piel  antes, durante y después de una sesión de sol es básico para que se mantenga bonita, sana y para que solo recibamos del sol sus beneficios, sin vernos afectados por la parte más negativa del Astro Rey (1).

A continuación os vamos a dar algunos consejos básicos que van a ser la clave para cuidar la piel y  esté totalmente lista.

Ademas vamos a diferenciar sobre los cuidados específicos que debemos de seguir en función de la parte de nuestro cuerpo se trate, ya que nuestro piel va modificándose .

 

CONSEJOS BÁSICOS PARA CUIDAR LA PIEL ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN SOLAR.

1. Antes de la exposición solar

     Serán necesario solamente 3 pasos básicos:

Limpieza

Es el primer paso para un cuidado eficaz de la piel, especialmente la del rostro,  y debe de realizarse cada noche para eliminar la suciedad, el sudor, el sebo y el maquillaje y preparar la piel para el posterior tratamiento, puesto que favorecerá la absorción de las sustancias activas de los productos.

La piel del cuerpo se limpia con la ducha diaria, sea esta por la noche o por la mañana.

Con estos cuidados de la piel a lo largo de todo el año, esta se mantendrá bonita y con un aspecto sano.

Exfoliación

Es uno de los cuidados básicos de la piel, y con la cual se consigue eliminar  todas las células muertas de la piel para que pueda renovarse. Puede llevarse a cabo a través de peeling , que puede ser corporal  o facial, y  en algunos casos, se pueden llevar a cabo tratamientos mas específicos para zonas como los pies o las rodillas. Una piel sana es siempre la más bonita, así que consiguiendo eliminar las células muertas se contribuye a ambas cosas.

 

 

Hidratación

Es la base del cuidado de nuestra piel, y fundamental después de una exfoliación. Hemos de tener en cuenta que una piel hidratada es una piel con vida por lo que se aconseja usar cremas hidratantes con factor de protección  o bien una crema hidrante y un maquillaje con factor de protección, de igual forma, hombros, brazos, piernas y escote a menudo quedan expuestos y nos  olvidamos de usar una crema protectora cuando se va a trabajar, hacer deporte al aire libre o simplemente comprar, pero el sol puede quemarnos de igual manera.

 

       

 

2. Durante la exposición solar

Cuando nos vamos a exponer a nuestro gran amigo Lorenzo , será necesario  usar una crema con factor protector adecuada en función del tipo de piel. La crema solar hay que reponerla cada dos horas y cada vez que se salga del agua.

 

 

 

Lo ideal es usar un factor de protección solar durante todo el año, ya que además de protegernos de las radiaciones solares también actúan como barrera y nos protegen de la contaminación y polución del dia a dia, convirtiéndose así como la mejor crema antiedad que existe.

3. Después de la exposición solar

  Tras un día de playa, piscina, monte, campo, sol y mas sol, nos toca recuperar la piel, para ello lo primero es tomar una ducha para refrescar todo el cuerpo, eliminar los restos de protector y para que este comience a hidratarse.

Aplicar una crema hidratante corporal en todo el cuerpo es importante.

Si se nota efecto calor en la piel es porque hemos excedido el tiempo recomendable de estar al sol o porque no hemos usado bien el bronceador. En estos casos, se puede usar una crema específica para después del sol con efecto refrescante para la piel.(1)

 

 

Para el rostro puedes usar agua termal para refrescarlo, un serum o gel crema cuyos activos lleven antioxidantes y Vitamina C que favorecen la captación de los radicales libres producidos por lo fenómenos oxidativos  durante la exposición solar y que son los unos de los responsables del envejecimiento cutaneo,  y una crema de noche con ácido hialurónico que favorezca la hidratación.

 

 

Con estos cuidados conseguiremos mantener una piel mas hidratada, luminosa y bonita durante todo el  verano, y nuestra piel adquirida  un bronceado natural y muy atractivo durante mas tiempo.

 

Si te ha gustado este post, no te pierdas el de la próxima semana, donde hablaremos de algunos productos mas específicos que son ideales para mantener tu piel ideal para los calurosos días que nos esperan