El papel de las vitaminas en resfriado y gripe

Sois muchos los que pasáis por la farmacia a pedirnos consejo sobre algún antigripal o “algo para las defensas”. Por eso, en este post os vamos a contar la diferencia entre resfriado y gripe y, además, os hablaremos de las vitaminas más importantes en esta época del año.

¿Qué es el resfriado?

El resfriado es una enfermedad que afecta a las vías aéreas y sobre todo a la garganta y la nariz.  Los principales síntomas son mucosidad, dolor de garganta y malestar general. El resfriado lo puede originar un virus, una bacteria o deberse a alergia. Por ello, vamos a optar por un tratamiento u otro en función de qué patógeno nos esté causando el resfriado.

¿Qué es la gripe?

La famosa gripe es una enfermedad causada por un virus y nos va a causar unos síntomas parecidos a los de un resfriado pero más fuertes: fiebre, congestión nasal, malestar general y dolor de cabeza.

Es importante recordar que cuando tenemos enfermedades producidas por virus, los antibióticos no nos van a curar. Un virus es eliminado de nuestro cuerpo gracias a las defensas. En resumen, si tenemos un virus, tenemos que pasarlo. Podemos atenuar los síntomas con medicación, pero al final, son nuestros “bichitos buenos” los que destruyen el virus. Si te interesa conocer más sobre este tema, te recomendamos leer nuestro post destinado exclusivamente a ello

¿Qué tienen que ver las vitaminas en todo esto?

Las vitaminas son unas sustancias que necesitamos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo pero que las debemos obtener de la dieta. Existe una gran variedad de vitaminas y cada una de ellas desempeña una función.

De todas ellas, en esta época del año cobran más importancia las vitaminas C y D. Por ello, en este post nos vamos a centrar en estas dos:

La Vitamina C es un antioxidante natural. Cobra mayor relevancia a nivel de la piel, huesos y tejido conectivo. Además, y esta es la parte que más nos interesa, facilita la curación y ayuda a que nuestro cuerpo absorba el hierro.

A pesar de que no está demostrado que la Vitamina C sirva para prevenir el resfriado o la gripe, sí se ha visto que contribuye a reducir la duración de la enfermedad.

No obstante algunos estudios han demostrado que en personas fumadoras, que hacen mucho ejercicio o que presentan una carencia de Vitamina C, ésta puede reducir hasta un 50% la probabilidad de contraer una infección respiratoria.

La Vitamina D es necesaria para absorber el calcio y también es importante para nuestros músculos, nuestros sistemas nervioso e inmunitario. De hecho, se ha demostrado que unos buenos niveles de Vitamina D fortalecen el sistema inmune, pues ésta Vitamina colabora en la secreción de sustancias antimicrobianas. Con ello, conseguimos reducir la probabilidad de sufrir un resfriado o gripe.

¿Dónde puedo conseguir estas vitaminas?

  • Vitamina C: la obtenemos sobre todo en frutas y verduras, destacando los cítricos, los tomates, el brócoli y las verduras de hoja verde. Asimismo, si queremos reforzar nuestro aporte diario de Vitamina C en estas fechas, os recomendamos productos como Arkovital Acerola ®, la única que contiene Vitamina C ¡100% de origen vegetal!
  • Vitamina D: los alimentos que más cantidad de Vitamina D contienen son las yemas de huevo, el pescado y el hígado. Además, existen presentaciones de leche y cereales que han sido enriquecidos con esta Vitamina. Otra fuente de Vitamina D que también es muy importante es el sol ¡hay que salir a tomar el sol todos los días!

Queremos recordaros que, como siempre, ante cualquier duda que tengáis, estaremos encantadas de ayudarte y ofrecerte una solución personalizada para tu caso.